Miomas Uterinos y Sus Síntomas: 5 de los Más Comunes

http://tinyurl.com/fibromas-cura-natural

Los miomas uterinos son crecimientos anormales en o en el útero; los tumores pueden variar de tamaño desde muy pequeños a algunos que son lo suficientemente grandes como para dilatar el útero.

La mayoría de los fibromas son benignos y no cancerosos; sin embargo, pueden provocar varios problemas físicos, como dolor intenso, flujo sanguíneo intenso e incluso complicaciones con el embarazo o la concepción.

Quieres eliminar los sintomas que te ocasionan los miomas uterinos y mejorar tus probabilidades de quedar embarazada? Conoce el método natural más efectivo de todos!


A la edad de 50 años, el 50-70% de las mujeres han experimentado fibromas.

Cuatro tipos de tumores fibroides

- Intramural

Estos tumores aparecen en el revestimiento uterino y pueden llegar a ser bastante grandes, e incluso a veces extienden el útero fuera de la proporción normal. Son los fibromas más comunes que se encuentran.

- Pedunculado

Tumores que desarrollan un tallo o base que soporta el tumor mismo.

- Submucoso

Se desarrolla en la cavidad interna del útero. Estos no ocurren con frecuencia, pero pueden causar complicaciones en el embarazo cuando lo hacen.

- Subserosal

Estos tumores crecen en el exterior del útero: la serosa o pared. Pueden crecer lo suficiente como para hacer que un lado del útero parezca más grande que el otro.

Lo que causa estos crecimientos es indeterminado y desconocido, pero algunos de los factores que se sospecha son hormonas, antecedentes familiares y genética, peso y edad. El inicio del embarazo también podría ser un factor, ya que el embarazo aumenta la producción de hormonas clave como el estrógeno y la progesterona.

Los síntomas de los fibromas varían y pueden depender de la ubicación, el tamaño y la cantidad de tumores. Algunas mujeres no sienten ninguna molestia o ningún síntoma en absoluto, particularmente aquellas que pasan por la menopausia, mientras que otras tienen reacciones más agudas y notables.

Los cinco síntomas más comunes: 

Menstrual

Períodos más pesados ​​de lo normal, cólicos dolorosos y malestar abdominal, flujo menstrual que requiere protección adicional, como almohadillas y / o tampones más gruesos.

Algunas menstruaciones también pueden volverse irregulares con algunas manchas, o pueden llegar a ser anormalmente prolongadas en duración, hasta siete días o más. Este es uno de los síntomas más comunes que experimentan las mujeres.

Presión pélvica

El dolor en el abdomen y la pelvis puede volverse crónico y constante. Algunas mujeres experimentan incomodidad o dolor durante las relaciones sexuales y pueden desarrollar presión, hinchazón e inflamación dentro de la pared abdominal.

Control de intestino y vejiga

La micción frecuente y la pérdida del control de la vejiga pueden ocurrir; muchas mujeres experimentan esto a tal punto que a veces necesitan pañales para adultos.

Por el contrario, a las mujeres también les puede resultar difícil vaciar la vejiga y también tener episodios de estreñimiento. En casos raros, también se puede producir un bloqueo renal.

Problemas de Embarazo / Concepción

La dificultad para concebir es a menudo uno de los primeros síntomas de los miomas uterinos, ya que pueden dificultar o imposibilitar el embarazo.

Lamentablemente, en algunos casos, los abortos también son un factor y también pueden ocurrir otras complicaciones con los embarazos en curso, como el desprendimiento de la placenta y el parto prematuro.

Dolor de espalda y pierna

Puede aparecer repentina y bruscamente sin previo aviso, y también puede ser constante y crónico.

El diagnóstico y el tratamiento de los fibromas requieren que un ginecólogo administre un examen pélvico para determinar la existencia de cualquier tumor, su tamaño y tipo, y el estado general del útero.

Es posible que se necesite un ultrasonido para que el médico pueda determinar qué tratamiento se necesita. En algunos casos, una MRI pélvica, que es un análisis de imágenes en profundidad del área pélvica y el útero, puede recomendarse para el diagnóstico.

Dependiendo de la edad, el tamaño y el tipo de tumores, se puede ofrecer una o varias combinaciones de tratamientos.

Hay varios medicamentos disponibles que pueden ayudar a regular los niveles de hormonas; en algunos casos, la menstruación puede cesar y los fibromas pueden reducirse.

Otras opciones incluyen un dispositivo intrauterino (DIU), así como antiinflamatorios como el ibuprofeno, e incluso se pueden recomendar píldoras anticonceptivas.

En casos menos comunes, la cirugía puede ser necesaria para eliminar tumores. Muchos de estos procedimientos son bastante no invasivos: procedimientos laparoscópicos que utilizan incisiones pequeñas y una cámara, por ejemplo, y podría usarse un nuevo procedimiento llamado "cirugía de ultrasonido forzado" (FUI).

FUI utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para destruir los fibromas y es completamente no invasivo. Otros tratamientos incluyen la embolización del fibroma uterino (UFE), que utiliza un pequeño catéter insertado en la arteria femoral en la parte superior del muslo que corta el flujo sanguíneo a los fibromas para evitar la desnutrición.

En casos extremos, la cirugía también puede incluir una histerectomía completa y la extracción del sistema reproductivo, pero solo si otras vías han resultado infructuosas y su condición empeora.

Nuevamente, en la mayoría de los casos, estos fibromas son no cancerosos y son relativamente inofensivos; son sus síntomas los que causan una variedad de problemas con respecto al dolor y al embarazo exitoso.

Te gustaría poder eliminar los fibromas en el útero de forma natural, efectiva y sin medicamentos?

La cirugía no es la única opción de tratamiento, descubre la serie de pasos que te ayudarán a deshacerte de los miomas uterinos de una vez por todas!

Mejora tu salud, aumenta tus probabilidades de embarazo y no vivas con los sintomas molestos!

This entry was posted in ,,,,,,. Bookmark the permalink.

Leave a Reply